“El cambio de escala es a veces una cuestión de supervivencia. Primero vemos la montaña y luego dibujamos una línea en el mapa. Así, línea a línea, formamos la cordillera que no podemos abarcar con los ojos y, solo a través del ejercicio de la reducción, somos capaces de trazar un camino, tal vez, también, de transitarlo. De todo lo que nos importa y no comprendemos terminamos por dibujar un mapa, alterando al hacerlo el verdadero tamaño de nuestra ignorancia.”

jueves, 24 de julio de 2008

"Lo que eres me distrae de lo que dices."




¿Os imagináis una tertulia en la Residencia de estudiantes de la Institución Libre de Enseñanza? Ahí se reunían los componentes de la Generación del 27, un grupo de poetas que todos conocéis ... Ayer publiqué un poema mío, y hoy me da hasta vergüenza haberlo publicado antes de esta entrada, en la que hablo de tan insignes genios. Tengo en Córdoba, en mi casa, un libro con los poemas más conocidos de estos nueve autores, y nunca me canso de leerlos, encontrando siempre algo nuevo en ellos. Sin querer, creo que su forma de escribir me ha influido en cuanto entienden la poesía como algo libre, inalcanzable, inatacable, irreductible y absoluto. Especialmente, me gusta Salinas. Por eso a la izquierda del blog pongo hoy una poesía de él que me impactó... perteneciente a "La voz a ti debida". Pedro Salinas tenía una mujer llamada Margarita Bonmatí, a la que dedicó muchas de sus cartas en el exilio, sin embargo, en su obra poética, nunca daba nombres, hablando de "tú, yo, ti", usando pronombres, en definitiva. Guillén decía que detrás del tú y del yo existía una mujer real de carne y hueso (que no era Margarita Bonmatí), otros pensaban que era su propia conciencia, cuestión que Salinas nunca aclaró, sufragando en su poesía el halo de misterio que él pretendía crear (y creaba). En el poema que pongo al margen juega mucho con esa doble identidad que nunca desvela. Lo que está claro es que esa forma peculiar de expresión le hace libre, ya que quizás la poesía le permita transmitir lo que no puede decir... En el fragmento que os dejo continúa hablando de "ella", fuese quien fuese... Aunque está claro que la materialización de ese pronombre tenía que ser algo realmente importante en la vida de Salinas, no hay más que leer el título de una de sus principales obras: "la voz a ti debida"



Su forma de entender la poesía:

"La poesía existe o no existe; eso es todo. Si es, es con tal evidencia, con tan imperial y desafectada seguridad, que se me pone por encima de toda posible defensa, innecesaria. Su delicadeza, su delgadez suma, es su grande invencible corporeidad, su resistencia y su victoria. Por eso considero la poesía como algo esencialmente indefendible. Y, claro es, en justa correlación, esencialmente inatacable. La poesía se explica sola; si no, no se explica. Todo comentario a una poesía se refiere a elementos circundantes de ella, estilo, lenguaje, sentimientos, aspiración, pero no a la poesía misma. La poesía es una aventura hacia 1o absoluto. Se llega más o menos cerca, se recorre más o menos camino; eso es todo. Hay que dejar que corra la aventura, con toda esa belleza de riesgo, de probabilidad, de jugada."


El fragmento:

Cuando cierras los ojos tus párpados son aire. Me arrebatan: me voy contigo, adentro. No se ve nada, no se oye nada. Me sobran los ojos y los labios, es este mundo tuyo. Para sentirte a ti no sirven los sentidos de siempre, usados con los otros. Hay que esperar los nuevos. Se anda a tu lado sordamente, en lo oscuro, tropezando en acasos, en vísperas; hundiéndose hacia arriba con un gran peso de alas.

Cuando vuelves a abrir los ojos yo me vuelvo afuera, ciego ya, tropezando también, sin ver, tampoco, aquí. Sin saber más vivir ni en el otro, en el tuyo, ni en este mundo descolorido en donde yo vivía. Inútil, desvalido entre los dos. Yendo, viniendo de uno a otro cuando tú quieres, cuando abres, cuando cierras los párpados, los ojos.



9 comentarios:

Thiago dijo...

Bueno, así contado por ti todo parece más fácil. Yo realmente soy negado para la poesía, creo que si en el cerebro hay una "zona poética" o un "lóbulo de comprensión poética" a mi me falta. Realmente si me la hace ver o entender me gusta, pero soy incapaz de :

1) Escribir una a derechas. Y eso que me gusta hacerlo, pero hacer ripios, ya sabes, rimar: cosa con rosa, y eso, jajaja

2) Entenderlas bien, a veces.

Eso si, me pasa como con el dibujo, si me van guiando, me van enseñando las medidas, las reglas al final me sale bien, incluso. jajaja.

Pero ese párrafo de Salinas es muy esclarecedor, la poesía es poesía o no es nada.. Todo eso de intentar descifrarla, buscarle intenciones ocultas, y tal.. no es mas que palabrería.

En fin, que hoy me has acercado un poco más a tu mundo poético.

Bezos

Thiago dijo...

A ver, amor... tengo que volver a tu blog...

Pero cómo me puedes decir que tu tb. ers como Risto, en el blog de Diego? Otra igual, jaja NO lo creo, Risto es un impresentable, un maleducado, no un borde, es EL BORDE por dinero... No me digas tu, despues de leer este post (como le decia a Diego) que tu eres igual que Risto...¡por dios!

jajaj Bzos.

Amaterasu dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Amaterasu dijo...

hombre visto así, jajaja, yo soy borde pero sin dinero ni nada, jajaja

Carlos Becerra dijo...

Asu...

La poesía escrita, leída, escuchada, creada sera lo que cada uno quiera que sea.

Espejo del odio, el rencor, la ira, el desden, la bronca, el desamor, los sinsabores . . .

Espejo del amor, la pasión, la ternura, la ilusión, la esperanza, el deseo, las venturas . . .

Espejo de nuestro ser interior . . .

Todos pueden acceder a un poema, y uno y cada uno lo interpretaran de diferente forma, y allí radica su verdadero misterio, en la diversidad de raciocinios se encuentra la maravilla de la genialidad del artista.

Pobre de aquel que escriba una poesía que todos entiendan por igual, sera ella su peor obra.

Lo contrario a una obra literaria sera a mi humilde entender la lectura de una estadística macroeconomica, esta ultima solo tiene una lectura y carece de la posibilidad mágica de tener innumerables visiones, como tan innumerables lectores y/o oyentes.

Asu...
Que esplendida experiencia habrá sido compartir en silencio esas tertulias en la Residencia de estudiantes de la Institución Libre de Enseñanza, estar allí parado en un rincón sin molestar a nadie, en la oscuridad, sin hacer ruidos y ser testigo presencial del talento bien entendido.

El slogan comercial dice:
"Cualquiera es capaz de escribir un libro o un poema, pero solo un ser inteligente es capaz de que le compren esa obra"

Yo no estoy de acuerdo con esta frase del manual del buen editor.

Yo creo que:
"Cualquiera es capaz de escribir un libro o un poema, pero solo algunos disfrutan con ello"

Pertenezco a ese sector de la humanidad que SI disfrutan con ello.

Un cariño gigante.
CarlosHugoBecerra.

El éxodo dijo...

Difícil encontrar un elenco de poetas como el que vio la luz en aquella época. Por algo la generación del 27 ha sido llamada también el segundo siglo de oro de la lírica castellana. Difícil también decidirse por uno de ellos. Mis favoritos son Aleixandre, Lorca, Cernuda y el mismo Salinas, y, de entre ellos, sin desmerecer al resto, me quedo con Cernuda.

De Salinas -de lo que he leído de él- hay un poema que me gusta más que el resto. Aquí lo dejo.

A VECES UN NO NIEGA

A veces un no niega
más de lo que quería, se hace múltiple.
Se dice: ‘‘no, no iré’’
y se destejen infinitas tramas
tejidas por los síes lentamente,
se niegan las promesas que no nos hizo nadie
sino nosotros mismos, al oído.
Cada minuto breve rehusado
-¿eran quince, eran treinta?-
se dilata en sinfines, se hace siglos,
y un «no, esta noche no»
puede negar la eternidad de noches,
la pura eternidad.
Qué difícil saber a dónde hiere
un no! Inocentemente
sale de labios puros un no puro;
sin mancha ni querencia
de herir, va por el aire.
Pero el aire está lleno
de esperanzas en vuelo, las encuentra
y las traspasa por las alas tiernas
su inmensa fuerza ciega, sin querer,
y las deja sin vida y va a clavarse
en ese techo azul que nos pintamos
y abre una grieta allí.
O allí rebota
y su herir acerado
vuelve camino atrás y le desgarra
el pecho al mismo pecho que lo dijo.
Un no da miedo. Hay que dejarlo siempre
al borde de los labios y dudarlo.
O decirlo tan suavemente
que le llegue
al que no lo esperaba
con un sonar de «sí»,
aunque no dijo sí quien lo decía.

Abrazos

Amaterasu dijo...

Carlos... efectivamente, lo mágico del arte es que una misma cosa nos traslade realidades diferentes. Que pase de ser lo que una persona siente a lo que múltiples personas puedan sentir, y que las palabras sirvan a todos por igual en su diferente pensar. Hubiera dado algo por estar en esa Residencia de Estudiantes, soy pequeñita, sería fácil meterme debajo de una mesa, jaja. Pertenezco yo también a ese sector que disfrutan de esto...

Ëxodo: infinitas gracias por compartir ese poema en mi blog. Sin duda, es difícil elegir un poeta de tal loable generación... en todos subyace la pureza de la poesía y ese espíritu proclamado por Lorca: "la poesía no busca adeptos, busca amantes."

Devin Town dijo...

Amaterasu, me ha gustado mucho tu post, de verdad. Yo no soy amante de la poesía, pero a veces dejo que alguna me sorprenda. Me ha gustado el que has puesto en el lateral, el de Salinas. Ese juego con los pronombres le da ambigüedad y con ello representaciones varias. Me ha gustado descubrirlo.

Me gustaría poder hacer un comentario más completo que realmente dijese algo, pero como dijo Wittgenstein en el Tractatus:

“De lo que no se puede hablar, hay que callar la boca”
Besos

Meg dijo...

Nunca dejes de escribir, ni de sacar eso que tienes dentro, porque es lo que te hace ser tú, ser única y seguir adelante cuando a veces tienes dudas y no sabes qué hacer mañana.

Yo hace tiempo que escribía. Pero eran sólo ganas lo que tenía de expresarme. Por eso ahora dejo el sitio a los que saben, pero mezclo colores y hago como que pinto.