“El cambio de escala es a veces una cuestión de supervivencia. Primero vemos la montaña y luego dibujamos una línea en el mapa. Así, línea a línea, formamos la cordillera que no podemos abarcar con los ojos y, solo a través del ejercicio de la reducción, somos capaces de trazar un camino, tal vez, también, de transitarlo. De todo lo que nos importa y no comprendemos terminamos por dibujar un mapa, alterando al hacerlo el verdadero tamaño de nuestra ignorancia.”

martes, 2 de septiembre de 2008

Un Kit kat

Me voy a Córdoba, mi tierra patria, probablemente hasta el martes que viene. No me ha dado tiempo a programar las entradas, y para poneros cualquier gilipollez, pues mejor me callo, ¿no? Y ya os cuento cosas cuando vuelva. Os he leido a todos aunque no haya tenido tiempo de contestaros, he estado pocos días en Madrid y la verdad es que tenía miles de trámites que gestionar y tampoco han sido los mejores días de mi vida. Escribiré mucho estos días para que luego me leáis. ¡Un beso enorme! Por cierto, en Córdoba no engo internet, se sobreentiende. Estoy intentando subir un vídeo pero no me deja y pierdo el tren... Y el tren solo pasa una vez en la vida.


2 comentarios:

Jordi dijo...

Pásatelo bien en Córdoba ,engorda mucho comiendo y adelgaza mucho saliendo , a ver qué nos cuentas cuando vuelvas.Besos

P.D-No estoy de acuerdo con lo del tren...si no mira a John Travolta.

tertulias para perogrullos dijo...

Te vas a la playa, a Ibiza, luego a Córdoba, joder con el veranito que llevas jajaja no paras.
Ya nos contaras algo jajaja. Besos