“El cambio de escala es a veces una cuestión de supervivencia. Primero vemos la montaña y luego dibujamos una línea en el mapa. Así, línea a línea, formamos la cordillera que no podemos abarcar con los ojos y, solo a través del ejercicio de la reducción, somos capaces de trazar un camino, tal vez, también, de transitarlo. De todo lo que nos importa y no comprendemos terminamos por dibujar un mapa, alterando al hacerlo el verdadero tamaño de nuestra ignorancia.”

viernes, 24 de octubre de 2008

Al más puro estilo Al-Zahra.

Me he apuntado de nuevo a clases de danza. Lo necesitaba. Cambiar, volver, reanudar... encontrarme. Solo que esta vez voy a mezclar danza árabe y danza persa. Y preguntaréis, ¿cuál es la diferencia? pues no tengo mucha idea, pero parece ser que la danza persa es mucho más sutil, más elegante, se centra más en los movimientos del torso que de las caderas, en la parte de arriba del cuerpo.

La danza árabe es una mezcla de muchas cualidades. No es solo baile, no es solo movimiento. Es seducción, fuerza, suavidad, dulzura, atracción... Es una baile relacionado con la tierra, por eso muchas de las posturas son con la planta de los pies totalmente apoyadas en el suelo aunque muevas tu cuerpo (es sumamente difícil). Y está relacionado con la tierra porque la tierra representa la fertilidad, por ello es un baile íntimamente relacionado con la feminidad, teniendo incluso fines terapéuticos.

Lo que a mí más me gusta de la danza es la energía. Anclada a la tierra, bailando sobre el suelo, te sientes como un árbol, los brazos pueden asimilarse a raíces llenas de fuerza. Es la expresión elevada al extremo.

Ya os iré contando qué tal mis clases. por ahora, daré dos a la semana, una de árabe y otra de persa... Y quizás pueda explicaros un poco mejor qué diferencias veo.

Os dejó dos fragmentos preciosos que resumen muy bien el sentimiento de la danza:


"Creemos que somos libres, creemos que tenemos muchas más y mejores oportunidades que las que tenían nuestros padres y abuelos. Creemos que vivimos mejor y más cómodos. Pero algo está pasando..., cada vez hay más depresiones, cada vez hay más stress, cada vez hay más niñas y niños con ansiedad, cada vez hay más violencia en las relaciones más íntimas, cada vez nos tocamos menos (aunque follemos más...), cada vez hay más miedo a los compromisos y la entrega, cada vez estamos más solas y solos...

...Yo os invito a bailar. A volver al corazón. A mirarnos a los ojos a pesar del miedo. A reir y llorar a pleno pulmón... A parir a nuestros hijos e hijas a pesar del miedo... A mojarnos de verdad y dejar que la vida nos toque, nos manche, nos huela...nos recuerde que somos animales.

A gozar de estar viv@s!!!"

Artículo relacionado: http://sombrasdeldesierto.blogspot.com/2007/03/ensean-danza-del-vientre-matronas-para.html

---------------------------------------------------------------------------------------------


“Pregunto, ¿quién sabe bailar danza persa?. Todo el mundo mira a Sanaz, que es tímida y se niega a bailar. Nos metemos con ella y la chinchamos, y hacemos un círculo a su alrededor. Cuando comienza a moverse, avergonzada al principio, tocamos las palmas y tarareamos una canción. Nassrin nos advierte de que tenemos que hacer menos ruido. Sanaz empieza con timidez, dando pasitos elegantes, moviendo la cintura con gracia y energía. Como nos reímos y nos vamos animando, ella se vuelve más atrevida; mueve la cabeza de lado a lado, y cada parte de su cuerpo se afirma, compitiendo con el resto por nuestra atención. Su cuerpo vibra mientras da sus pasitos breves y baila con las manos y los dedos. Hay una mirada especial en sus ojos, valiente y cautivador, creado para atraer, para arrastrar, pero al mismo tiempo se aleja y se vuelve esquivo con un poder que Sanaz pierde en cuanto deja de bailar.

Hay diferentes formas de seducción, y la clase que he visto en bailarinas persas es tan única, una mezcla tal de descaro y sutileza, que no le encuentro equivalente occidental al que compararlo. He visto mujeres de muchos orígenes diferentes adoptar la misma expresión: una mirada coqueta, difusa, lánguida. Vi esa mirada de Sanaz años más tarde, en la cara de mi sofisticada amiga Leyly, educada en Francia, cuando se puso un día a bailar una música llena de momentos de naz, eshveh y kereshmeh, palabras cuyos sustitutos en inglés (coquetería, provocación, seducción) parecen no ya pobres, sino irrelevantes.” (autobiografía de Azar Nafisi).


Y para terminar (lo prometo) otra canción de buen rollo y evidentemente sentimiento... dentro de dos horas cojo un tren al sur. Camino de mi tierra, de la alegría, de la que sigue siendo mi cama, de los abrazos de mis padres, de la figura de mi padre en la estación, de mi madre con la bata puesta esperándome en la puerta, de mañanas de desayunos interminables, de amigos, amigos de verdad, los de siempre, de calles llenas de raíces, de lo que soy.



8 comentarios:

CaminanteDeNoche dijo...

Hermoso post Amaterasu, todo él me ha encantado, en especial el articulo sobre la danza, qué razón tiene¡¡¡¡¡¡¡¡¡.
Espero que disfrutes con las clases...y de la estancia en tu tierra y con tu familia. Ya nos contarás.

Besotes

Meg dijo...

Qué guay que tengas tiempo para hacer esas cosas, en Murcia city este tipo de actividad es a unas horas incompatible por completo con mi horario laboral, con lo que me ha gustado siempre la danza del vientre...

JoseVi dijo...

Alaaaaaaaaa eso debe ser una pasada, mi hermana quiere apuntarse a la danza del vientre en valencia, en la universidad. Pues te animo a que te apuntes y que no te lo dejes eeeeee XD. Va mucho contigo amiga nazarí XD. Si tienes raices en tu cordoba sacalos, sacalos XD.

Lo de seducir cierto, yo tuve una novia china pero vivia a 30 km de mi hace dos años y ella tenia 20. LLevaba 4 en españa, misma mirada, mismos coqueteos, guapisima... y hay pocas chinas guapas. Desde entonces me decian que salia con una gueisha y que buscaba gueishas XD. Bueno a los 4 meses dijo que no lo tenia claro que conocio otro chico pero mientras duro, pues igual una chica. Eso si la podias besar de frente por tener la nariz un poco mas chata XD.

Una cosa mas lo de el estres, yo casi no sufro por los deportes y jamas me duele nada del cuerpo por mala postura al sentarte. Es bueno salir al campo de ver en cuando, sentir que eres parte de la tierra y que tus gotas de sudor se evaporan, no se me vuelvo mistico con el karate y el aikido XD el esgrima es mas un hobbie.

Besos no cambies, me ha encantado la entrada

Taitra dijo...

Qué suerte!!

Disfruta de tus clases!!!!

amor en libertad dijo...

más que la danza en sí, me gusta toda la parte en que hablas de la comunicación, de la entrega, de darse, de soltarse, todo eso me encanta

un beso

Amaterasu dijo...

caminante de noche... es precioso, verdad? sí, cada vez más cosas y sin embargo mucha más infelicidad. Hay que buscar creo pequeñas cosas, cosas cotidianas como el baile para dedicarnos tiempo a estar con nosotros mismos. En mi tierra fenomenal, como no puede ser de otra manera.

Meg... bueno, la verdad es que desde que lo dejé hace un año no había encontrado ninguna academia que se adaptara a mi horario, y he tenido la suerte de que acaban de poner una en el portal de al lado del despacho, y las clases son por la noche, de 9 a 10, así que me viene genial.

josevi... yo los sacaré todo lo que pueda, jeje pero la técnica parece que no y es muy difícil. A mí me pasa lo mismo con el baile, es en realidad un encuentro conmigo misma. Es un rato, un rato cada dos días que me dedico a mí. Lo veo justo y necesario.

taitra: pues nada, aún se puede apuntar gente, así que si te animas...

amor en libertad... el baile es energía, da positividad, da serenidad, es realmente terapeutico!!! Creo que es algo necesario (o el baile o buscar cualquier actividad que nos llene)en el mundo en que vivimos. Y salir del automatismo que nos rodea. Comunicarnos con nuestro cuerpo, y por ende expresar nuestra alma. Otro beso

Thiago dijo...

Cari, es estupendo, a mi me encanta la danza, pero verla, que yo soy un pato mareado. Pero ten cuidado que mi madre se apuntó una temporada, pero le dijeron que no era bueno para la cadera, creo... Vamos, sobre todo si la profesora no es buena, sabes?

Bezos.

Amaterasu dijo...

thiago... Ya, sé lo que es tener la cadera o la espalda jodida una semana por haber hecho un movimiento mal en danza... pero lo que veo bueno de esta profe es que dedica media hora a estirar... salimos tardísimo, pero no me duele nada. Y pone muchísimo énfasis en la posición de la columna vertebral, que es muy importante, en tener la cadera encajada... en fin, cosas de técnica que espero ir aprendiendo poco a poco. Ayer dí persa, sabes? y nos explicó que la danza persa se baila dibujando con el cuerpo las letras del abecedario iraní. Es alucinante. Un besito