“El cambio de escala es a veces una cuestión de supervivencia. Primero vemos la montaña y luego dibujamos una línea en el mapa. Así, línea a línea, formamos la cordillera que no podemos abarcar con los ojos y, solo a través del ejercicio de la reducción, somos capaces de trazar un camino, tal vez, también, de transitarlo. De todo lo que nos importa y no comprendemos terminamos por dibujar un mapa, alterando al hacerlo el verdadero tamaño de nuestra ignorancia.”

miércoles, 8 de julio de 2009

Merezco

merezco

Efectivamente, me lo merezco por tonta.

1 comentario:

El éxodo dijo...

Son malos tiempos para la ternura, para lo cándido, pero nadie merece ser considerado culpable por su inocencia.

Un beso.