“El cambio de escala es a veces una cuestión de supervivencia. Primero vemos la montaña y luego dibujamos una línea en el mapa. Así, línea a línea, formamos la cordillera que no podemos abarcar con los ojos y, solo a través del ejercicio de la reducción, somos capaces de trazar un camino, tal vez, también, de transitarlo. De todo lo que nos importa y no comprendemos terminamos por dibujar un mapa, alterando al hacerlo el verdadero tamaño de nuestra ignorancia.”

martes, 18 de mayo de 2010

Dijo que me había ido.

Dijo que otra vez había desaparecido.

Y me ví cenando sola en el japonés de la esquina

Mezclando sake con tequila

Sin saber dónde buscar.

 

Déjame hacerte bonitas las tardes de noviembre.

Ámame siempre así. Sin caretas conformadas por los años.

Llévate mi pulso por las mañanas.

Hazme café y el amor al mismo tiempo.

Quiero regalarte un mundo carente de estrategias,

lleno de naves espaciales en las que volar.

Déjame regar las hojas secas que nunca barriste.

Cuidarlas como si estuvieran vivas,

solamente porque siguen plantadas en la tierra.

No he encontrado un suelo donde aterrizar.

Déjame pedirte por las noches que no me dejes sola,

no he encontrado un sueño donde te vuelva a matar.

Quiero ser poesía e infarto.

El mío no.

Mientras mis canciones envuelven tus cicatrices

he vuelto a componer los trozos de este engaño.

Hay quien dice que nunca podría ser igual…

Tu tiempo sí

Déjame que cosa todos los fracasos

con los hilos que sobren te haré un nuevo guión.

No quiero que me sorprendas pidiéndote perdón.

5 comentarios:

El Éxodo dijo...

No es fácil dar puntadas (puntos de sutura) en las heridas del destiempo. Pero, si se consigue, se puede llegar hasta a que las cicatrices apenas sean visibles.

Abrazos.

LIGEIA dijo...

Hermoso poema, muy hermoso,me gusta como escribes, poco pero bueno.

Un abrazo

Jordi dijo...

Así que cambio de formato en el blog?Esto es como irse de vacaciones, volver y ver que han construído algo en tu ausencia .Un besote

Amaterasu dijo...

Jaja, sí, escribo poco porque apenas estoy en casa y porque siento que me he quedado sin inspiración... Y el cambio de formato va siempre acompañado d eun cambio interior, de querer hacer más diáfanas las cosas, al menos es un propósito... jordi, cuánto tiempo sin verte!

Jordi dijo...

Buff , ni te haces una idea de cuanto trabajo tengo :(.Soy como la cigarra de la fábula con la hormiga , la relajación de enero y febrero está pasando factura y también la globalización de facebook que hace que le preste menos atención a la blogosfera,aunque es una droga a la que siempre vuelvo...;)