“El cambio de escala es a veces una cuestión de supervivencia. Primero vemos la montaña y luego dibujamos una línea en el mapa. Así, línea a línea, formamos la cordillera que no podemos abarcar con los ojos y, solo a través del ejercicio de la reducción, somos capaces de trazar un camino, tal vez, también, de transitarlo. De todo lo que nos importa y no comprendemos terminamos por dibujar un mapa, alterando al hacerlo el verdadero tamaño de nuestra ignorancia.”

miércoles, 24 de marzo de 2010

No puedo adentrarme más en la espesura de tu pelo:
llevan años publicando en los periódicos que estoy perdido.
Sigo perdido hasta próximo aviso.
El lenguaje es ya insuficiente para pronunciarte
y las palabras son como caballos de madera
que corren tras de ti noche y día, sin alcanzarte.
Siempre que me acusan de quererte,
me siento superior; convoco una rueda de prensa
y reparto tus fotos a los periodistas,
aparezco en la pantalla del televisor
con la rosa del escándalo prendida en mi ropa.
Escuchaba a los enamorados
hablar de sus amores, y me reía.
Pero cuando volví al hotel
y tomé el café, solo,
supe cómo penetra el puñal del amor en el costado
para no salir nunca.
Mi problema con la crítica
es que siempre que escribo un poema en negro,
dicen que lo he copiado de tus ojos.
Mi problema con las mujeres
es que siempre que niego mi relación contigo,
oyen el tintineo de tus pulseras en la vibración de mi voz
y ven tu camisón colgado en el armario de mi recuerdo.
No me acostumbres a ti: el médico me ha aconsejado
que no mantenga mis labios en los tuyos
más de cinco minutos, ni me siente bajo el sol de tus pechos
más de un minuto, para no abrasarme.
Si conoces a un hombre que te quiera más que yo,
preséntamelo para felicitarlo
y luego matarlo.


Nizar Qabbani

4 comentarios:

El Éxodo dijo...

Me ha encantado. No sé si por coincidencia de sentimientos, empatía, las dos cosas o ninguna, pero me ha encantado; en especial

"Si conoces a un hombre que te quiera más que yo,
preséntamelo para felicitarlo
y luego matarlo."

Besos.

JoseVi dijo...

Mi problema es que si me acostumbro a la noche solo encuentro vampiras XD.

Muy bonito el poema, no voy a poner que te quiero mucho porque exodo dice que me mata, mira, mira, mira...

Cuidadin conmigo que me custodían los lobos al anochecer, soy amigo de la luna y conozco a las sombras
del bosque.

Amaterasu guapa, que en un mes salgo ya del XIX a ver si termino el libro XD.

Cuidate mucho y mira al búho. Cuando leas mi libro sabras el porque del búho jejejeje

Besos y un abrazo

CaminanteDeNoche dijo...

Hermoso poema de un poeta que no conozco pero me alegro de conocer...y ese médico está tonto por tan malas recomendaciones.

Hay que abrasarse, aunque luego se llore...

Un abrazo inmenso guapa.

Anónimo dijo...

Es guapa, inteligente, con clase, sensibilidad y un largo etcétera.

Yo la quiero muchísimo. Sin embargo, no creo que puedas matarme.

A mí sólo se me puede matar de amor.

Besos, doncella San Mateo.
Tenemos pendiente vernos.