“El cambio de escala es a veces una cuestión de supervivencia. Primero vemos la montaña y luego dibujamos una línea en el mapa. Así, línea a línea, formamos la cordillera que no podemos abarcar con los ojos y, solo a través del ejercicio de la reducción, somos capaces de trazar un camino, tal vez, también, de transitarlo. De todo lo que nos importa y no comprendemos terminamos por dibujar un mapa, alterando al hacerlo el verdadero tamaño de nuestra ignorancia.”

miércoles, 31 de diciembre de 2008

Feliz año

Balance…. Me veo como un platillo en un lado y otro al otro, viendo a ver cuál pesa más. No, no voy a hacer balance. Por un día del año voy a decir aquello que me ha hecho sentir bien, mejor, más contenta. Voy a dar las gracias. Primero, porque se va este año, por fin…. Por fin. Y quizás me asome a través de la cueva, necesito un rayito de ese sol del que soy diosa. Este año he empezado de nuevo. Empezar de nuevo, afrontar un reto, cerrar la puerta, abrir otra. Crecer. La alergia y la dermatitis no me han dado demasiadas complicaciones, desde luego muchas menos que antes, soy una chica sana, tengo buena salud y eso es esencial en la vida. Tengo una familia que me quiere desde la distancia como si no me hubiera ido nunca, que me recoge en la estación de Córdoba como si fuera la primera vez, con palmeras de chocolate, desayunos los sábados por la mañana, canciones de Luis Llach, reflexiones compartidas, y el amor inmenso de mis padres, que no es comparable a ningún otro, que me hace querer ser mejor persona y a la vez estar contenta de ser como soy. Y de haber llegado hasta aquí, cayéndome y cogiéndoles la mano para levantarme más fuerte. Mis hermanos… cinco soles repartidos por España, con la alegría que da saber que las reuniones son como si nos viéramos todos los días, que me aportan su sabiduría, su comprensión, su abrazo infinito. Toda la gente que ha pasado este año por mi vida, mis amigos, los de aquí, los de allí que permanecen al otro lado del teléfono, que me cuidan, me quieren, me esperan, me escuchan… Los de aquí que soportan mis quebraderos de cabeza cotidianos, mis llantos próximos. Por todos esos momentos: los cafés, los paseos por Madrid, desde el centro hasta lavapiés, las noches enteras de risas, por venir a rescatarme cuando lo necesito, por recordare quién y cómo soy. Por aguantar mi falta de tiempo… nunca podré compensar tanto cariño. Y gracias por los besos, las historias compartidas, los cuentos. Todos y cada uno de ellos, aunque a veces no lo haya parecido, han sido importantes para mí. Gracias por los viajes hechos, por los kilómetros recorridos, por los coches de alquiler, las rosas, los botes de lacasitos, la música, por haber estado ahí al otro lado de la puerta para que entrase. Por los viajes de un día por la sierra madrileña. Por los comienzos, da igual si seguidos de fracasos o no, no me arrepiento de uno solo de ellos. Nadie podrá arrebatarte toda la magia de esos instantes, nunca. Y gracias por el aire renovado, las emociones a flor de piel, la paciencia, la fe en mí. Tanta magia, tantos sentimientos nuevos, de esos que te revuelven por dentro. Gracias por creer en los sueños y abrirme una ventana a un jardín precioso. Por la pasión, la pasión tan necesaria para vivir. Por enseñare a vivir, no solo a respirar. Gracias a mi trabajo, a cada una de las sonrisas de satisfacción que arranca, a cada una de las personas que han sentido comprensión al tratar conmigo, que han sentido alivio, que han creido en la justicia un poquito, gracias por el orgullo que supone saber que detrás de las leyes hay gente a la que has podido ayudar. El derecho es un instrumento magnífico para aportarle algo a esta sociedad. Gracias por dejarme utilizarlo. Gracias a la poesía, a la música, a la danza, por dejar expresarme…

Este año voy a pedir dos deseos. No los puedo decir porque si no no se cumplen. En diciembre de 2009 hablamos. ;)

5 comentarios:

El éxodo dijo...

Espero que se te cumplan. Sin duda los mereces.

Besos.

CaminanteDeNoche dijo...

Igualmente. Me alegro de tu visión positiva, de que valores lo bueno que tienes y lo sigas haciendo.

Muchos besos. Tienes un premio para ti en mi blog, espero que te guste.

Félix dijo...

Creo que este año pasaré de hacer balance y propósitos para lo que viene. Creo que voy a tomármelo con más calma y saldrá mejor.

Felix 2009, amiga.

Voy a tener que despertarme ya de la felicidad del no hacer nada y ponerme al día con los blogs.

Manifacero dijo...

Las gracias deben ser para la diosa del sol.... por iluminar cada día el camino.

Besos.

JoseVi dijo...

Yo tambien he repasado el año.

Yo te deseo qeu te levantes de todas las caidas :)

¿sabes que? Me han invitado a una recreacion historica en valencia del siglo XVII como Alatriste wowwwwwww, pero aun no tengo ropa historica XD. En poder ire.

Besos un fuerte abrazo